Es más de medianoche, te despiertas con el maullido de tu gato y te preguntas ¿por qué mi gato no para de maullar por las noches? A todos nos ha pasado en algún momento y nos gustaría saber su razón, primero, porque queremos que nuestro peludito esté bien y segundo porque al día siguiente nos debemos levantar temprano!

Como siempre lo decimos, la mejor forma de encontrar una solución es detectando el problema, por ello en este post te contamos las razones más comunes por las que tu gato te despierta en las noches maullando y cómo detenerlo.

>Razones por las que tu gato maúlla de noche

Se sabe que los gatos duermen durante períodos de tiempo prolongados, pero pueden estar activos cuando no están cortando troncos. Si su gato vocaliza por la noche mientras duerme, considere estas razones por las que su gato maúlla por la noche.

  • Cambiar de residencia puede causar ansiedad, que puede presentarse como un gato lloriqueando o maullando por la noche.
  • Tu gato está aburrido y quiere que te despiertes y juegues con él.
  • El hambre o la sed están en marcha y tu gato está haciendo sonar la alarma.
  • Un gato mayor puede estar experimentando demencia y sus maullidos se basan en la confusión.
  • Hay una causa relacionada con la salud por la que tu gato maúlla por la noche.
  • Un gatito recién adoptado puede sentirse asustado en su nuevo entorno.
  • Un gato mayor recién adoptado puede sentirse solo porque está acostumbrado a la compañía de otros gatos en el refugio, especialmente si se había unido a un amigo en particular.
  • Algo que ve afuera, probablemente otro gato, la molestó.

6 Formas para lograr que tu gato deje de maullar por la noche


Como puedes ver, hay muchas razones por las que un gato maúlla por la noche. Pero, afortunadamente, dormir podría ser más fácil de lo que crees. Aquí hay algunas formas de evitar que tu gato maúlle por la noche:

  1. Visita a un profesional veterinario para descartar cualquier motivo médico que pueda estar detrás de un gato maullando por la noche. A medida que los gatos envejecen, son propensos a desarrollar enfermedades de la tiroides o de los riñones, lo que puede resultar en maullar mucho.
  2. ¡Cambio de casa! Debido a que la mudanza puede ser un momento excepcionalmente estresante para las mascotas, y tiende a cambiar los horarios diarios, pero mantenga la rutina de su mascota lo más similar a lo normal posible. Cíñete a los horarios de alimentación y haz tiempo para jugar y tener cariño. Incluso unos pocos minutos al día pueden hacer que su mascota se sienta segura, amada y tranquila. Un gato que se siente seguro y protegido tiene menos probabilidades de maullar ansiosamente por la noche.
  3. ¡Juego, juego y más juego! Si los gatos no están activos durante el día, es posible que quieran quemar esa energía por la noche. Una forma de ayudar a la quemadura, y a la probabilidad de que duerma bien por la noche, es darle a tu gatito un buen entrenamiento antes de acostarse. Usar juguetes con varita mágica que la hagan saltar o perseguirla con una pelota son formas excelentes de liberar algunos de los zumbidos de gatos que lo mantienen despierto. Si no tienes demasiado tiempo puedes utilizar juguetes interactivos para que ellos jueguen solos, aquí te dejamos algunas ideas.
  4. También es una buena idea alimentar a su gato y proporcionarle agua fresca justo antes de irse a la cama, con eso evitas que le de hambre en medio de la noche y generas una rutina. ¡Incluso los humanos duermen bien con el estómago lleno!
  5. Los gatos que sufren de ansiedad pueden necesitar más seguridad y atención de su parte, especialmente a la hora de acostarse. Lleva a tu gato al dormitorio contigo e incluso acerca su cama a la tuya. A algunos gatos les gusta tener una manta o una toalla en la cama de sus humanos; a menudo les gusta dormir junto a ellos. Mostrar mayor comodidad y seguridad puede ayudar a un gato ansioso o confundido a sentirse más relajado y menos propenso a maullar.
  6. Los gatitos recién adoptados pueden maullar por soledad. Una vez más, el tiempo de juego antes de acostarse es una forma de permitir que el bebé queme energía y también se relacione con usted. Si te apetece, lleva al gatito a la cama contigo por la noche. Sin embargo, recuerda que un nuevo gatito es un bebé, y es posible que le tome algunas noches adaptarse a su nueva rutina y entorno.

Si te das cuenta que los maullidos se dirigen a la actividad que ocurre fuera de la casa, simplemente cerrar las persianas o cortinas puede ser una solución fácil.

La conclusión, es posible dormir bien por la noche cuando compartes tiempo con tu gatito y le ayudas a instaurar una rutina. Si ha probado nuestras sugerencias y todavía pierdes el sueño debido al maullido de tu gato, lo mejor es hacer un seguimiento con el veterinario y en casos extremos consultar a un conductista.

¡Felices sueños para todos!