Si te preguntas ¿Por qué mi gato se rasca mucho la oreja?, este es un comportamiento que puede ser ocasionado por varias afecciones o parásitos, por lo tanto es muy importante que identifiques el nivel de intensidad y otros comportamientos asociados para saber su causa. Esto puede ser increíblemente molesto para tu gato, por lo que siempre la mejor recomendación ante este caso es llevarlo a un veterinario para que lo revisen, lo diagnostiquen y lo traten adecuadamente.

Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer por tu mascota para ayudarlo. Lo primero que debes hacer es inspeccionar las orejas de tu gato. Si se produce irritación, inflamación o sangrado, podría deberse a muchos problemas diferentes.

>Las alergias a veces provocan picazón en los gatos

Uno de estos problemas podría ser simplemente una alergia. Las alergias en los gatos son comunes y pueden tener una amplia variedad de desencadenantes. Por ejemplo, podrían ser alérgicos a una determinada marca de comida para gatos, una determinada especie de planta, pesticidas que puede utilizar para evitar pulgas y garrapatas, e incluso pueden ser alérgicos a la saliva de esos parásitos en particular.

Un veterinario puede ayudar a diagnosticar alergias en tu gato. Una vez que se identifica el desencadenante del alérgeno, debes hacer todo lo posible para ajustar tu estilo de vida y el de tu gato para eliminar el alérgeno. De esta forma, tu gatito podrá vivir mucho más cómodamente.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato me muerde y luego me lame?

Los parásitos pueden hacer que un gato se rasque

Otra posible causa puede estar relacionada solo con los parásitos. Revisa las orejas de tu gato en busca de señales de garrapatas, pulgas y ácaros. Estos parásitos pueden provocar un rascado obsesivo, ya que el gato hace un esfuerzo desesperado por aliviar el dolor y la incomodidad. Si tu gato no es alérgico, intente usar repelentes naturales de pulgas o garrapatas (o repelente de ácaros) si ese parece ser el problema.

Además de revisar la orejas te recomendamos que revises todo el cuerpo de tu gato en búsqueda de cualquier parasito ya que muchas veces si tu gato se rasca mucho la oreja puede ser un reflejo a la picazón que experimenta en otras partes donde incluso no puede llegar

Hay muchas recetas y tratamientos de venta libre disponibles para ayudar a deshacerse de los parásitos. La mejor solución es visitar a un veterinario para que pueda hacerle un chequeo completo a tu mascota para identificar el origen del problema.

La suciedad puede hacer que le piquen las orejas a un gato

Tu gato también puede acumular suciedad en sus oídos, provocando malestar y picazón. Para aliviar esto, haz que un veterinario limpie las orejas de tu gato. Cuando la oreja de un animal ha pasado demasiado tiempo sin estar limpia, pueden desarrollar infecciones y bloqueos. En última instancia, esto podría resultar en pérdida de audición, ya sea temporal o permanente. Las infecciones pueden destruir el oído interno y hacer que el gato se quede sordo.

¿Qué hacer si tu gato se rasca mucho la oreja?

Con cualquier cantidad de rascado, pueden producirse abrasiones, irritación y roturas en la piel. Es aconsejable darle a tu gato un antibiótico (según lo asignado por un veterinario) y aplicar ungüentos y cremas antibacterianos tópicos para evitar más infecciones y molestias.

Los gatos portan muchas bacterias y gérmenes debajo de sus garras, y esto empeora con el uso de una caja de arena. Esto los hace muy susceptibles a las infecciones, especialmente cuando las garras introducen virus, parásitos y bacterias en heridas abiertas a través de las garras. Si tu gato se rasca mucho la oreja ¡es hora de echar un vistazo!